Bizcocho con crema de tres leches con frutas frescas

Bizcocho tipo genovés enriquecido con crema de tres leches y decorado con nata montada y frutas. Fácil de hacer, tierno y jugoso. ¡Para chuparse los dedos!

Receta de bizcocho con crema de tres leches con frutas frescas

Ingredientes para preparar bizcocho con crema de tres leches con frutas frescas

  • Para el pastel:
  • 3 huevos
  • 1/4 taza de azúcar
  • 1/2 taza de harina de trigo
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • Sal
  • Para la crema de tres leches:
  • 1/2 taza de leche condensada
  • 1/2 taza de crema de leche para batir
  • 1 taza de leche evaporada
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Para decorar:
  • Nata montada
  • Cacao en polvo
  • Frutas frescas

¿Cómo preparar bizcocho con crema de tres leches con frutas frescas?

  • Ponemos el horno a precalentar a 190ºC y mientras adquiere temperatura, separamos las yemas de las claras de los huevos y tamizamos la harina en un cuenco.
  • Añadimos la levadura (también tamizada) al recipiente de la harina, ponemos una pizca de sal y mezclamos.
  • En un bol, ponemos las claras de huevo y con unas varillas eléctricas, las batimos a punto de nieve.
  • Cuando estén bien firmes, empezamos a agregar (sin dejar de batir) el azúcar hasta que esté totalmente añadida y en ese momento, continuamos batiendo e incorporamos una de las yemas. Una vez que la yema forme parte de la masa, añadimos las siguientes (de una en una) del mismo modo.
  • Por último, sólo nos queda añadir los ingredientes secos que tenemos reservados. Este proceso lo haremos poco a poco y con la ayuda de una lengua de cocina, haciendo movimientos envolventes, pues si usamos las varillas eléctricas, la masa nos quedará demasiado batida y sólo queremos que se integren todos los ingredientes hasta formar una mezcla homogénea.
  • Vertemos la masa del pastel en un molde que tendremos forrado con papel vegetal y horneamos unos 20 minutos o hasta que al pincharlo con un cuchillo éste salga limpio.
  • Entre tanto, preparamos la crema de las tres leches que no es más que mezclar en un bol los tres tipos de leches (la evaporada, la condensada y la crema para batir) junto con la esencia de vainilla.
  • Una vez tengamos el bizcocho cocido, sacamos del horno, dejamos atemperar un par de minutos y desmoldamos con cuidado. Dejamos que se enfríe sobre una rejilla y a continuación, lo pasamos a una fuente y lo pinchamos concienzudamente con una brocheta de madera o cuchillo (hay que intentar llegar a traspasar todo su grosor para que impregne bien).
  • Regamos nuestro pastel con la crema de las tres leches y guardamos en la nevera.
  • Justo en el momento de servir, decoramos con nata montada, espolvoreamos con un poquito de chocolate en polvo, adornamos con unas frutas ¡ y ya tienes listo tu pastel de tres leches casero! A disfrutar.
  • Foto orientativa: Roberto Rodríguez
Nota del autor:

En función de tus gustos, puedes variar la proporción de leches a utilizar en la crema de las tres leches y poner, por ejemplo, más leche condensada si te gusta más cremosa y dulce o añadir leche entera o incrementar la cantidad de leche evaporada si quieres una textura y sabor más ligero.

Si quieres, en lugar de usar nata montada para decorar, puedes hacerlo con merengue, te quedará mucho más firme.

La fruta que he usado (fresas y moras) son las que tenía en casa, pero puedes usar las que más te gusten o incluso no poner ninguna o usar fruta en almíbar si no te importa dar a tu pastel de tres leches casero un toque extra de dulzor.